• +556 932 8135
  • +999 945 9290
  • ventas@redesanticaidas.mx

redes anticaidas

SISTEMA T

Sistema T mallas anticaidas redes y mallas anticaidas Mallas y redes anticaidas Mallas de seguridad Mallas y redes de seguridad Sistema T de seguridad

SISTEMA T

Se trata de un sistema compuesto por un conjunto de redes horizontales solapadas entre sí y apoyadas sobre unos largueros. Estos se acoplan a unos soportes metálicos tipo mordaza que se anclan a la estructura del edificio, por ende, podemos decir que el Sistema T es una red de seguridad sujeta a consolas para su utilización horizontal.

Cubre 6,00 m de altura de caída desde el plano de trabajo, dado el voladizo de 3,00 m de que dispone. Los brazos con la red deberán mantener un 10% de desnivel respecto a la prolongación del forjado.

Estas redes no son de aplicación para proteger el primer forjado debido a que para la fijación del soporte a dicho forjado es necesario que el mismo haya fraguado. Debido a la flexibilidad y elasticidad del sistema, la red, al recibir un impacto, forma una bolsa de recogida en torno a la masa atrapando ésta, amortiguando su caída e impidiendo que salga despedida fuera del sistema.

COMPONENTES DEL SISTEMA T

Los componentes de las redes anticaidas sistema T, se clasifican de las siguiente:

Paño de red

  • - Cuerda de atado Se utiliza para atar la gaza de la esquina de la red a la patilla de los largueros.

  • - Cuerda de unión o solapado: Empleada para atar varias redes. No deben existir distancias mayores a 100 mm sin sujetar. El mínimo solape será de 0,75 m (aunque se recomienda 1 m).

Largueros

  • Son tubos metálicos por los cuales se introduce la red malla a malla. Están constituidos por material flexible apropiado para obtener una deformación plástica óptima, formando, junto a la red, una bolsa de recogida. Suelen tener dimensiones de 4610 x 50 Ø x 4 mm o 6110 x 50 Ø x 4 mm. Existen dos tipos de largueros:

  • - Superiores: Van enganchados al brazo del soporte mediante agarre con seguro.

  • - Inferiores: Van anclados al soporte e igualmente deben estar provistos de seguro.

Soporte

Existen varios modelos de soporte y distintas formas de anclarlos al edificio. Constan de dos partes:

  • - Base: Es la que ejerce la fuerza sobre el forjado en el caso de recibir un impacto. Según el tipo de soporte puede ser de varias clases.

  • - Mordaza Conjunto de elementos metálicos (husillo, seguros, etc.) que se fijan al suelo mediante dos tacos metálicos (tras haber hecho los taladros en el mismo) y un husillo que se ajusta al borde del forjado. Dispone también de un seguro para el larguero inferior en su parte central y de un punto para fijar el brazo en su parte inferior.

Brazo

Elemento metálico con una longitud aproximada de 5,00 m, constituido por un tubo de 50 mm de diámetro. Se ancla al forjado unido a la base del soporte que, según el tipo de base, irá fijado por pasadores o presionado con puntales. Este brazo gira sobre un plano perpendicular a la fachada.

NOTA: al conjunto de un sistema T, compuesto por la propia red, dos soportes con sus respectivos brazos y largueros, se le denomina módulo. Éste puede ser:

  • - Independiente: Si no comparte soporte con otro

  • - De ampliación: Si comparte el soporte situado en medio de los dos módulos (montaje manual).

SEGURIDAD EN REDES SISTEMA T

Como se había comentado una red anticaidas es básicamente una red de seguridad, la cual es soportada por una cuerda perimetral u otros elementos de sujeción o combinación de ellos, diseñados para recoger personas que caigan desde cierta altura.

Para que una red garantice la vida o la salud de los trabajadores a los que supuestamente protege, debe satisfacer los siguientes requisitos:

QUE TODA CAÍDA SE PRODUZCA DENTRO DE LA RED

Conseguir interrumpir una trayectoria de caída, supone poder definirla previamente, para lo cual contamos con una herramienta muy útil: el Gráfico de la Curva de Caída desarrollada por el I.N.R.S. francés, (Institute National de Recherche et de Securité), según el cual la caída de una persona no sigue una trayectoria vertical, sino que por el efecto conjunto de la acción de la gravedad y de la velocidad horizontal inicial que determina la caída, dicha trayectoria es una parábola. De este modo, tras localizar el punto de posible caída, puede establecerse la anchura necesaria de la red de recogida en función de la velocidad inicial y de la diferencia de nivel entre éste y la red.

Las curvas del gráfico dan la anchura de las superficies de recepción para velocidades iniciales horizontales de 2m/s (trazo continuo) y 3m/s (trazo discontinuo). Estas curvas, corresponden a las trayectorias del centro de gravedad de un hombre que cae desplazado 0,5 m. hacia fuera de la construcción. En el gráfico anterior podemos notar, que para una diferencia de nivel de 3 metros, la separación de la trayectoria respecto de la vertical del punto de caída es de 2,30 y 3,20 metros, valores que para un desnivel de 6 metros pasan a ser de 2,70 y 4,10 metros respectivamente.

QUE LA PERSONA, AL SER RECOGIDA POR LA RED, NO SUFRA LESIONES

Esto se puede conseguir, asegurando tres condiciones:

1.- Que no haya sobre la red materiales caídos previamente, contra los cuales se pueda golpear, lo que exige una permanente limpieza.

2.- Que junto o bajo la red, no exista ningún objeto contra el que pueda chocar durante el desplazamiento vertical o inclinado que se produce en la recogida

3.- Que los esfuerzos sufridos por su cuerpo no adquieran valores que éste no pueda soportar.